Ir al contenido principal

Entradas

La rabia y la palabra. Reseña de Ángel Sucio, de Unai Rivas.

Ángel Sucio, el primer libro del poeta vasco Unai Rivas Campo, es tanto una propuesta poética como existencial. En los 30 poemas que componen el libro, Unai nos presenta una poesía en la que apuesta por la musicalidad y por el ritmo. No sorprende pues, que en reiteradas ocasiones el autor haya musicalizado varios de sus poemas. Su obra se caracteriza por lenguaje sencillo, directo, sin trampas y artilugios. En conversaciones que tuvimos, él mismo lo ha planteado: "la poesía debe poder ser leída por cualquiera".
De alguna manera, lo que está en juego para Unai es, al mejor estilo de autores como Walsh, la eficacia del texto. El poema solo se concreta una vez que el lector hace suyo el mensaje y encuentra sus preocupaciones reflejadas. En ese sentido, el estilo de Unai recuerda a autores como Humberto Constantini, capaces de construir profundidad e intensidad en la sencillez. Uno de los principales preceptos en la poética de Unai es: “el poema debe ser capaz de sostenerse solo…
Entradas recientes

Representaciones de Farabundo Martí en la poesía salvadoreña

"Dicen que dicen que vieron pasar a Farabundo Martí"
Sombrero, bigote y una camisa a cuadros. Esa es la imagen peculiar que tenemos de “El Negro” Farabundo Martí, a la que estamos acostumbrados, una imagen tan familiar que muchas veces nos hace olvidar lo enigmática de su figura. Como bien señalaría Álvaro Rivera Larios en un artículo escrito hace unos años, “creemos saber más de Martí de lo que en realidad sabemos”.
Se sabe que no hay mucho material escrito que dé cuenta del pensamiento político de Farabundo, mucho de lo que sabemos, está basado en testimonios de la época. Quizás sea como señala el historiador guatemalteco, Jorge Schlessinger, derechista, quien no tiene problemas en reconocer en su trabajo sobre los sucesos de 1932 en El Salvador, desde una perspectiva anticomunista, que “mientras otros hablaban de marxismo en los cafetines, Martí, enseñaba marxismo a los trabajadores”.
Sin duda un gran aporte es la biografía realizada por Jorge Arias, que nos permite cono…

La cuestión habitacional

Este año, como nunca, la cuestión habitacional ha ocupado un lugar central en mi vida. No sé si sea cosa de eso que llaman “crecer” o más bien una necesidad inconsciente (o a lo mejor consciente) de generar arraigo, de tener un piso sobre el cual aterrizar mi personalidad más bien tendiente a la dispersión y la vagancia. Sí, la flexibilidad para moverse tiene sus ventajas pero también puede ser agotadora. Podría decirse que estos años en Buenos Aires han sido marcados por el movimiento. He cargado mi maleta más veces para mudarme que para conocer alguna otra ciudad. Y no es que lo segundo haya ocurrido necesariamente poco, sino más bien que lo primero ha sido demasiado recurrente. Me mudé tantas veces, que aquel tango de Alberto Castillo, “los cien barrios porteños” se convirtió casi en un himno.
La cuestión habitacional pocas veces ocupa un lugar central en la agenda de los grandes medios, funcionarios de gobierno y de los partidos políticos, incluyendo los de izquierda.  Las políti…

El Gol Prestado*

¿Qué hacer si tu selección no juega el mundial? ¿Apagar la tele y vivir un mes en la amargura? ¿Apoyar otro equipo? ¿Es eso traición? Esta crónica tiene un único objetivo: defender, desde una experiencia personal, que gritar un gol es un derecho que no se le puede negar a nadie. Hay un sueño común que atraviesa a todos los niños latinoamericanos que corren los fines de semana en las canchas de un potrero: el sueño de que un día los goles serán en un estadio, con la camiseta de su selección y en una copa del mundo. La historia de los mundiales está llena de historias de jugadores que, como esos niños, se pusieron por primera vez las botas en un potrero y lo lograron. El camino, no obstante, va dejando a muchos. Pero ningún niño pierde su condición de hincha, y sigue alentando a su selección, esta vez, desde otra trinchera. El sueño ya no es jugar el mundial, pero sí ver a su selección ganarlo, o clasificando, como una aspiración más modesta. El sueño del hincha no se acaba entonces con…

Raúl Zurita y el territorio del poema

Sabemos que los monumentos, los murales, las esculturas, son capaces de dejar marcas en el territorio, representar la grandeza, según quien la narre, pero también la posibilidad de representar el dolor. Siempre me parecerá increíble esa posibilidad de representar de forma estética el dolor. Los escultores, los graffiteros, los muralistas, intervienen el espacio público y lo politizan, llevando la subjetividad y las discusiones privadas al terreno de lo público. ¿Qué pasa con la poesía? ¿pueden lograr esto los poetas? ¿puede la palabra construir y transformar territorio?
Raúl Zurita, poeta chileno, quizás sea el indicado para dar respuesta a esta cuestión. Zurita nació en Santiago de Chile en el año de 1950. Fue miembro del partido comunista, lo que lo llevó a ser detenido después del Golpe del Estado del 73, donde fue encerrado en el barco Maipo. Ahí, sería torturado junto a un centenar de personas. Este hecho cambiaría para siempre la vida de Zurita.
En una visita reciente que hizo a …

Entre el andar y el detenerse

Hay días que siento que soy lo opuesto a un proverbio oriental que decía algo así como “anda o detente, pero con convicción”. Por eso el día que me subí en el avión rumbo al Sur ha sido uno de los avances más trascendentales que he hecho. 

Sin embargo, la cosa no se resolvía ahí, porque como me dijo una vez un amigo, “el problema es que volver es siempre una posibilidad” o como me contaba un día Rafa Cartagena, quien vivió muchos años en Costa Rica, “a mí me pasó que yo me fui con la idea que iba a volver”. Así que al proverbio oriental le faltó aclarar que el andar y el detenerse en realidad no son procesos estáticos. Por supuesto estoy utilizando mi situación residencial como ejemplo de cosas a los que nos enfrentamos a diario, en el amor, el trabajo y la vida en general.
En la película alemana Los Edukadores, dirigida por el austríaco Hans Weingartner, uno de los personajes principales, Jan (Daniel Brühl) arroja una frase sobre el miedo que todavía hoy me rompe la cabeza: El miedo …

Notas de un martes por la noche

Creo que los y las grandes poetas latinoamericanos del siglo XX que quedan con vida ya se pueden contar con los dedos de las manos. Por eso, que en una semana se mueran dos grandes, Nicanor y Claribel, provoca escalofríos, como un luto que se duplica, la perspectiva de un tiempo que se pierde en el horizonte y se aleja, dejando una sensación que es parecida a la del abandono. ª
Nota: No hay libertad que no venga acompañada de un primer gran instante de pánico.

                                                                           ª
Abrí la carpeta de mi computadora que dice poemarios y tuve que enfrentarme a la sensación de no decidir qué hacer con ellos. De pronto miré al lado, hacia mi imaginaria lista de proyectos que a estas alturas es más larga que la del supermercado. Ojalá organizar la vida fuera tan fácil como organizar los archivos en una carpeta de la computadora.

ª
Uber es la versión fresa de “el vecino de la colonia que hace viajes”. El de mi colonia se llamaba Carlos, …